Mi Experiencia

Esto lo escribo, pues cuando quise averiguar sobre registros akáshicos, encontré mucha información. Pero muy pocas experiencias... y siempre es enriquecedor saber mas o menos a que vamos. Bien para entusiasmarnos o para decir... la cosa no va por ahí. Aquí les cuento mi experiencia personal.


Llamando por Teléfono a casa...


Debo decir que yo jamás me había leído mis registros akáshicos, aunque hace años leo el tarot. Conversando con tarotistas amigas a quienes les va muy bien, me decían que lo que yo hacía no era propiamente una lectura de tarot. Aunque si puedo leerlo (esta integrado en mi, y ahora comprendo porqué). Ellas me decían que yo tengo dones que ayudan bastante.
Bueno, el tema es que jamás había leído un registro concientemente.
Hay una gran diferencia entre una lectura del akasha y una lectura de tarot. Comenzando por la energía que se experimenta entre el lector y el consultante (debido a los Maestros Ascendidos y en general seres de muy alta vibración que participan), los objetivos y la sanación que se realiza a través de la propia apertura de los registros. Aunque muchos tarotistas son canalizadores y pueden leer el akasha, de una manera restringida. Y el echo de que es una herramienta puesta en la tierra bajo una dispensa especial para los seres humanos, como una ayuda para la ascensión, cambio de vibración, gran cataclismo o como quieran llamarlo.
Como fuese, yo sabía que había un don no desarrollado ahí, pero no sabía bien por dónde ir… Yo sentía que “leía” el aura o que me conectaba con guías de las personas que me daban información y me “soplaban” cosas que ellos debían saber. Ayer finalmente me di cuenta de que todos estos años, he accedido a la información Akáshica de las personas inconscientemente. Debo decir que ninguno de los lectores que estábamos ahí era neófito en este camino espiritual, tods llevados de la mano de sus guías y maestros, todos motivados por el profundo deseo de ayudar al prójimo y usar esta herramienta para evolución propia y de los demás.
Dentro de mí lo sabía. Pero sentía que necesitaba metodología, estructura y un diploma (lo siento, son mis bloqueos en la 3D… jajaja).
La experiencia fue maravillosa. Es en si un método simple, sencillo y amoroso. Pero que tiene un enorme efecto. Se canaliza mucha información, muy específica, tan específica que puedes llegar a saber cosas de otras personas que ni ellas mismas saben.
Canalizas seres luminosos, sabios y compasivos. Ayer habíamos un grupo de 5 lectores. Entre las presencias que se identificaron : Zedkiel, Rafael, Tribunal kármico del 7mo rayo, ángeles guardianes, ángeles específicos, mensajeros, ancestros, Maestros Ascendidos… étc. (la energía era potentísima, terminé con un dolor de cabeza que te lo encargo, naúseas, mareada… mucho agua después y un buen baño). Crisis de sananción al finalizar. Bien.

¿puedes canalizar seres no luminicos?
Claro, y también seres que hagan interferencia y molesten. Por ello debe realizarse una preparación tanto del lector, como del lugar (eso del lugar fue idea mía -o quizás no tan mía- jajaja).

 

¿Qué se pregunta?


Las preguntas que se hicieron fueron de lo mas variopintas, desde, dónde debo buscar mi nuevo hogar, hasta cual es mi misión en esta vida. Y para cada una de las preguntas hubieron respuestas tan aterrizadas como “barrio Brazil” hasta cosas como : “Estás en procesos de sanación, como sanadora, ángel guardián, fuerza de luz, trabajando en múltiples niveles y dimensiones. Tu energía es ágil, versátil y multipropósito. Esta vida terrenal es una pequeña parte de lo que realiza tu alma en este instante (…)”.
Uno puede dudar cuando te dicen cosas así. Pero algo en ese momento pasa en el corazón que te dice que es real y no parece tan descabellado. O cuando después de haber escrito una plana de cosas que no entiendes, firmas como Rafael, Miguel, Gabriel y a la persona a la que se lo escribiste le hace sentido y le da luces en su camino (al margen que te da carne de gallina).
Yo estoy impresionada y que decir, agradecida.
Sobre todo porque es una herramienta que en esta era ha perdido el sentido de oculta. Todos podemos acceder a esta información, cada ves, mas concientes de el cambio. Los Maestros y seres luminosos quieren que les pidamos ayuda, que los dejemos entrar en nuestra viada y actuar en ella.
Es el momento de dejarse llevar en este cambio. De aceptar nuestros dones y regalos divinos.
Esta es una herramienta más dentro de muchas posibilidades que nos han dado. Hay un abanico de ellas para las diferentes vibraciones. Para los terapeutas es una magnífica forma de comunicarnos directamente con nuestros guías, maestros y pedir su sabiduría, asistencia y luz.
Para mí, además representó el reencuentro con mis almas primarias, mis ancestros y mis ángeles y arcángeles. Con quienes trabajo desde hace muchas vidas inconsciente y concientemente. Una manera de llamar por teléfono a casa.
Saber que no estoy sola…
Saber que es mi elección estar aquí…
Saber que los dones son regalos divino que estoy usando por un bien mayor…
Saber que vamos bien…

Y que ellos están en cada paso que damos avanzando... haciendo una gran fiesta!!!
pues con cada paso, volvemos a la FUENTE!!
 

 

Gracias, gracias, gracias y gracias!!!