Señora Takata

Hawayo Takata nació en Hawai, era hija de inmigrantes japoneses. Durante su vida tuvo que trabajar muy duro para sacar adelante a su familia. Esto la llevo a enfermar. Al ir al médico la diagnosticaron un tumor en el abdomen además de los problemas respiratorios que últimamente estaba presentando. Decidió ir a Japón a visitar a sus padres que habían regresado a su patria, para comunicarles en persona la noticia. Cuando llego después del largo viaje, tenían que operarla, pero pocos instantes antes de la operación escucho una voz que la dijo: “La operación no es necesaria”. Takata cancelo la operación  y el medico la animo a que recibiera un tratamiento de Reiki en la clínica del doctor Hayashi. En pocos meses estuvo recuperada. Desde entonces comenzó a aprender reiki y aplicarlo.

Regreso a Hawai sin querer ser profesional de Reiki. Fue cuando recibió la visita de Hayashi y su hija, cuando decidieron que se tenía que preservar el Reiki. Esta necesidad surgió porque Hayashi había tenido una visión sobre la guerra que se venía entre Estados Unidos y Japón. Reunió  a los maestros que ya había y eligieron a Takata como sucesora del Reiki.

Después de su muerte los maestros se reunieron y crearon la AIRA (“American International Reiki Association”), hubo un grupo de ellos que estaba de acuerdo en todo y formaron la segunda asociación “The Reiki Alliance”.