Cómo es una Sesión de Constelaciones Familiares

Una constelación familiar se crea cuando una persona quiere aclarar un tema específico de su vida.

Existen dos tipos :

1.- Las Constelaciones individuales: Las Constelaciones Familiares se aplican también en Terapia Individual y son tan eficaces como cuando desplegamos una Constelación Familiar en Grupo. En esta modalidad, trabajamos con la persona que viene a la consulta y sustituimos a los representantes por muñecos, marcadores de suelo, sillas, cojines o piezas de madera.

El trabajo con muñecos u otros objetos es de tipo simbólico y nos permite ampliar el conocimiento que tenemos de nosotros, abordar situaciones o conflictos que nos generan ansiedad y malestar. A veces son un paso previo a una Constelación Grupal y tienen la misma fuerza sanadora.

Esta Técnica Terapéutica esta indicada:

  • En personas con miedo escénico
  • Con dificultades para mostrarse en grupo
  • Muy racionales y con bloqueos emocionales.
  • Con una fuerte necesidad de preservar su intimidad.
  • Se desea explorar más de una situación limitante.
  • Se quiere tener privacidad.
  • Se siente dificultad en el trabajo en grupo.
  • Se espera que sea un complemento de otras modalidades de trabajo individual.

Que se puede trabajar:

  • Problemas de Pareja, Relacionales, Familia, Hermanos, Hijos, Trabajo, Profesión.
  • Baja Autoestima, Falta de Seguridad, Ansiedad, Bloqueos Existenciales.
  • Cualquier situación que nos tenga enredados en el mismo bucle, que se repite una y otra vez y que nos impide tener relaciones libres y sanas.

Todos nos comportamos siguiendo un ¨guion de vida¨ secreto creado hace tiempo ,en nuestra infancia , que tenemos la capacidad de sacar a la luz para reconocerlo conscientemente y ,después modificarlo.

 

 

2.- Las Constelaciones Grupales: Se reúne un grupo de personas, todas ellas diferentes, con distintas inquietudes y dilemas a resolver, y se crea un círculo en el cual se dará lugar a las constelaciones de aquellos que lo soliciten, y dentro del cual quedarán todos los secretos e intimidades protegidos por el respeto y el amor.

Esta persona expone ante el grupo su tema y a partir de aquí, y guiado por su intuición, elige a distintos miembros del grupo como representantes de las personas que forman su estructura familiar. A continuación coloca y relaciona los representantes en el centro de la sala. Hecho esto la constelación cobra vida de forma que los representantes comienzan a sentir las emociones, miedos y deseos de las personas a quienes representan.

Con este método el origen del desorden sale a la luz. De modo admirable y sorprendente, la verdadera historia de la familia se manifiesta y expresa viéndose con claridad por primera vez. El coordinador va guiando a las personas hasta una constelación final donde cada cual toma la responsabilidad que le corresponde.

Estas constelaciones no sólo explican y resuelven casos individuales, nos permiten también comprender las leyes invisibles que rigen nuestras relaciones.