Honrando El camino

Voy a hablar de algo complicado...

Porque es doloroso y difícil. Muchas veces me contactan personas que desean vea algún familiar o amigo(a), a veces tan cercano como su pareja, hijos mayores de edad, padre o madre. Yo siempre les pregunto, si estas personas amadas desean venir, o hacer algo al respecto de lo que ellos consideran es un problema (derrepente hay personas que no consideran un problema estar sin trabajo, sin dinero, sin amor o sin salud. ¿Quien sabe?).

Siempre me recuerdo de una bella mujer de unos 77 años que vino a mi consulta, padecía de muchas enfermedades degenerativas, había tenido una intervencion quirúrgica, estaba viuda hace unos años. Venía por la petición de su hija menor que la adoraba.

Al sentarnos, lo que ví fué una mujer plena, que había vivido su vida a su manera. Conversamos amigablemente, me dice que en realidad venía por amor a su hija, ya que ella consideraba que había hecho todo lo posible por hacer lo que mas pudiese en todos los ámbitos. Me contó de su vida, yo la escuché embelesada, agradecida de todo lo que estaba aprendiendo de ella, de su camino. Depronto ella muy amorosa me dice ¿"que piensas mijita estoy muy mal?"... emocionada le respondo, -¡para nada!, eres una mujer plena y tu visita a mi consulta ha sido un regalo para mí!-.

Le hice ver todo lo que yo había visto de su vida, como había salido adelante prácticamente sola, se había atrevido a amar y disfrutar del amor a pesar de tener eventos traumáticos de infancia, había criado 4 hijos, viajó al extranjero, trabajó, y ahora estaba disfrutando su abuelazgo, seguía teniendo una vida activa; Me mostré como su divinidad, se había manifestado en cada uno de sus pasos en esta vida... ¡el desgaste del cuerpo valía la pena! . Sonreímos, nos tomamos las manos, hicimos bromas... Porque comprendimos que, la vida había sido buena para ella. Sus penas, tristezas y dolores físicos los llevaba por amor, como fotografías de las decisiones de vida, del amor entregado y recibido... ví como sus ojos se iluminaron al darse cuenta de la siembra y cosecha. Estaba en paz.

Quise que no me pagara la consulta, con su venida era suficiente para mí, pero ella insistió en pagarme porque me dijo que nadie le había mostrado que no era una anciana al final de su vida. Sino, una mujer completa que había vivido plenamente y que aún tenía para entregar... ya no como una lolita de 25, sino, con la dignidad y la sabiduría que dan los años. Las personas que amamos, al igual que nosotros toman su destino, toman elecciones y muchas veces esos dolores o enfermedades que desde fuera vemos como una desgracia... es solo una muestra de amor, de una lucha, de una vida... A veces, honrar la vida, es aceptar que el otro, asi como nosotros mismos, pueda tomar sus propias decisiones de cómo desea llevar sus procesos y como finalizar este día de escuela. Tomar su destino, como tomamos a mamá y papá. El dolor del cuerpo a veces es un recuerdo de que vivimos plenamente y a nuestra manera... la vida. Que somos dioses infinitos, decidiendo incluso... como es que nos queremos ir!

Ahó!!

No dudes en seguir tu Brújula Interior...

el corazón siempre sabe hacia dónde va tu norte.

SESIONES INDIVIDUALES
a. Constelaciones familiares individuales
b. Lectura de Registros akáshicos/Lecturas de Alma
c. Sanación y Limpieza de útero
d. Sanación de abortos energéticos
e. Recuperaciones de alma (recuperación de fragmentos)
f. Sesiones de Pareja


Contacto

Nayi Quinones Li

Metro Simón Bolivar, La Reina.
Santiago

celular: 68403267