PARA QUÉ SIRVEN LAS CONSTELACIONES

 

¿Para qué sirven las Constelaciones Familiares?

Aplicaciones

Resulta sorprendente la cantidad de problemas que tienen una raíz sistémica. De hecho, la inmensa mayoría de los problemas de nuestro día a día.

Es por ello por lo que tras hacerse una primera Constelación para solventar su problema más acuciante, la mayoría de las personas quieren inmediatamente usar Constelaciones para trabajarse otros temas, ya sean personales, de relación de pareja, o laborales.

Un buen consejo para determinar cual es tu principal problema personal, abordable con Constelaciones, es ver aquello que sistemáticamente te ha causado sufrimiento durante toda tu vida. Agresividad, problemas de salud o afectivos, problemas con el sexo opuesto o con la familia, de relación con los demás, podrían ser ejemplos de ello. En especial, se denota claramente si usas a menudo frases del tipo "yo siempre..." (ej: "yo siempre me boicoteo cuando voy a tener éxito, o cuando tengo una buena relación de pareja", "siempre he tenido problemas con mi padre") o "yo nunca..." (ej: "yo nunca elijo a la pareja adecuada").

Ejemplos de temas personales

  •      Problemas de pareja (actual, ex-pareja, "nunca encuentro la adecuada",...)
  •      Problemas con los hijos
  •      Problemas de relación con el sexo opuesto
  •      Problemas con los padres o hermanos
  •      Dificultades en las relaciones con otras personas
  •      Pérdidas y duelos - Superar sucesos trágicos
  •      Orientación en momentos de cambio
  •      Adicciones (drogas, tabaco, alcohol...)
  •      Enfermedades y otros problemas físicos (cuando la causa es sistémica)
  •      Destinos difíciles (muertes prematuras, abortos, asesinatos, personas recluídas...)
  •      Abuso sexual
  •      Auto-boicoteo para no conseguir éxito económico, profesional, o personal
  •      Apoyo para la toma de decisiones importantes (cambios de residencia, de profesión, de pareja, etc)
  •      Dificultades personales: Autoconfianza, procesos de adaptación a nuevas situaciones o     etapas vitales: jubilación, separaciones y divorcio, desempleo...
  •      Otros temas (no quedarse embarazada, Adopción, estafas en Herencias, tendencias suicidas, Anorexia, Bulimia, problemas sexuales...)

Ejemplos de temas laborales

  •      Problemas en el lugar de trabajo
  •      Elección ó cambio de profesión ó de empleo
  •      Asesoramiento en proyectos profesionales (autónomos, emprendedores...)
  •      Problemas organizativos ó de Gestión en empresas (ver Constelaciones Organizacionales)
  •      Problemas en la empresa (ver Constelaciones Laborales y Organizacionales)

 

Quiero Constelarme

En el proceso de involucración con las Constelaciones, siempre suele haber dos fases:

Desconocedor: nunca has asistido a un taller, y crees que necesitas más información antes de dar el salto. Preguntas a conocidos, navegas por Internet, llamas a Facilitadores para recabar más información... la mala noticia es que Constelaciones no es algo que se pueda explicar fácilmente. Cualquier explicación que te den será parcial, incompleta, y probablemente te crearás una imagen distorsionada. La única manera de entenderlo es asistiendo a un Taller. Así que si ya te has decidido, ¡Bienvenido!

Conocedor: ahora el "problema" es distinto. Conoces el trabajo, pero suelen aparecer los siguientes inconvenientes:

  • No conozco Talleres de Constelaciones en mi ciudad.  Aquí  podrás encontrar el contacto de exelentes consteladores en Santiago de Chile y en otras ciudades
  • No me puedo permitir el precio de un Taller medio. Los precios medios de un Taller de un día suelen situarse entre $30.000 - $40.000 impartido por un facilitador experimentado. Ese es un precio extremadamente económico, si lo comparamos con la infinidad de sesiones de Terapia convencional que son necesarias para lograr el mismo resultado, ó incluso no llegar a lograrlo. No obstante, si no te puedes/quieres permitir esa cantidad, puedes acudir a un Taller de un Facilitador novato.
  • He tenido ó me han contado alguna mala experiencia. Existen multitud de facilitadores de Constelaciones en el mundo, aunque con distintos bagajes y filosofías. Esta terapia, como tantas otras, no está reglada, por lo que no existen unos criterios unificados en cuanto a la cantidad y tipo de formación y supervisión que un facilitador de Constelaciones ha de realizar. Por tanto, pueden haber sorpresas. Si el facilitador ha pasado algún tipo de homologación, como la necesaria para ser miembro titular ó didacta de la AEBH, ello es un factor muy positivo, aunque no necesariamente determinante para su calidad. Asimismo, un bagaje previo en psicoterapia, así como al menos 600 horas de formación específica en Constelaciones Familiares son factores que aportan ciertos niveles mínimos de calidad, aunque tampoco son necesariamente determinantes. Finalmente, la mejor recomendación es que acudas a un taller como observador, y observes si el estilo y actitud del facilitador están en consonancia contigo, antes de trabajar con él o ella. Utiliza siempre tu discernimiento.
  • Quiero hacer mi Constelación, pero nunca me toca el turno. Algunos Talleres están formados por un número elevado de personas. Eso implica que lógicamente no todos tienen tiempo de hacer su Constelación. Y eso es bueno. Es bueno porque la mejor manera de hacer la primera Constelación propia es habiendo participado antes como observador y también como participante. Por eso hay quien recomienda no hacer la primera Constelación propia hasta el segundo Taller en el que se participe. Aun así, hay casos en los que efectivamente el grupo es tan grande, que no llega el turno. Por eso es bueno tener en cuenta que, independientemente de la velocidad del Facilitador, en un taller de un día no da tiempo a constelar más de 14 personas. Eso no es necesariamente malo, pero si para ti resulta un problema, ten en cuenta que hay muchos Facilitadores que llevan grupos más pequeños.

 

Fuente: http://www.constelaciones-familiares.org/