Primer Orden

PRIMERA LEY, DERECHO A PERTENENCIA-VINCULACIÓN. Nadie puede ser excluido. Es la ley más importante, ya que todos tienen derecho a pertenecer al sistema. ¿quiénes pertenecen? Todos aquellos que estén unidos por vida, muerte o sexo.
¿Qué significa esto a nivel individual? Significa que todos aquellos que pertenecen a mi familia han de tener un lugar en mi corazón. Cuando alguien queda excluido, el sistema pierde su equilibrio y recurre a mecanismos de compensación que a veces solo crean más desorden. Algún miembro posterior del sistema: hijos, nietos y bisnietos honrarán ese lugar pagando con su salud física, mental o relacional.
¿Por qué y cómo excluimos a otro en la familia? A través de olvido, rechazo, exclusión, omisión, desvalorización, reemplazos... etc. Puede ser que su comportamiento sea una deshonra según los valores familiares, entonces no se habla de él; también puede ser que alguien haya fallecido en circunstancias trágicas y se le haya olvidado porque su recuerdo causa demasiado dolor, a veces los excluidos son niños que han fallecido tempranamente o incluso niños no natos. Por ejemplo, un bebé que muere al nacer, es reemplazado por el siguiente hijo, al ponérsele el mismo nombre. Esta exclusión u olvido no lo puede tolerar la conciencia familiar, de manera que este segundo hijo no podrá tomar su propia vida y desarrollarse como individuo. Es posible que sienta depresiones, dificultades de relación, baja autoestima…etc. hasta que no se le da un lugar al hermano muerto.